Xef Pirata: sofisticación en Altea

Este fin de semana he viajado al Mediterráneo aprovechando que era puente. Disfrutar del mar, el buen tiempo y la brisa del mar, a los de Madrid nos pilla a cuatro horas en coche pero merece mucho la pena. Además, pude disfrutar de cenar en un restaurante en Altea muy pero que muy especial: Xef Pirata

Normalmente es difícil encontrar mesa, pero se conoce que en temporada “baja” resulta un poco menos complicado. Así que, para la próxima vez, recordaré pedir mesa con alguna que otra semana de antelación.

El sitio en sí es pequeñito, una casita de pueblo en el centro de Altea. Alrededor todo es blanco y puedes contemplar el mar. Por dentro la decoración es como una casita decorada con cuadros alternativos y muebles diversos. Perfecto para ir con amigos, en pareja o en familia. El trato es espectacular y los camareros te recomiendan según la idea que tengas para comer. En nuestro caso nos aconsejaron a la perfección, porque cuando vimos la carta no sabíamos que pedir. Y esta fue nuestra elección.

Coca de sardina con foie y manzana

Croquetas de boletus y trufa

Tataki de salmón

Erizo gratinado

Ceviche fresco (sugerencia del día)

Falso risotto de setas

Carrillera de ternera con puré de patata y trufa

Mini hamburguesas de foie

Tarta de quesos con mermelada

No tiene mala pinta, ¿no? Realmente teníamos un favorito de todo esto y es….la carrillera de ternera. Acabamos pidiendo dos más porque estaba espectacular. La idea es ir picando distintos platos para ir probando distintos sabores. Y la verdad es que la fusión es increíble. Todos los productos son “hechos en casa” y se nota.

Así que, espero volver -más pronto que tarde- y disfrutar de otra cena igual, acompañada de un buen vino (la carta es bastante amplia) y una buena compañía que al final es lo más importante.

#YoSoyFanDeXefPirata

Deja un comentario