El mejor brunch de París: El Saint Régis

París es mi ciudad favorita hasta la fecha y dudo que alguna pueda superarla. No sé si son sus calles, su esencia, su arte, su idioma… Pero todo me rechifla. Los españoles somos unos suertudos de tenerla tan cerquita y poder ir a un precio -relativamente- razonable. Además si te interesa el mundo gastronómico, en París puedes elegir porque hay millones de sitios en los que probar y gozar nuevos platos. Hoy quiero hablar del mejor brunch de París: El Saint Régis.

Lo descubrimos por casualidad paseando por la Isla de San Luis. Normalmente los domingos por la mañana hay músicos tocando o bailarines ambulantes que hacen su espectáculo. Pensamos que comer allí sería una buena idea. Además caminando por allí vimos unas tiendas súper monas (desde gastronómicas con unos quesos impresionantes, hasta de papelería con cuadernos muy especiales) en las que no puedes evitar comprar.

Y en el número 6 de la calle Jean du Vellay, se encuentra este magnífico restaurante. No se puede reservar, por lo que hay que ir con tiempo y sobre todo, tener suerte. Las veces que he estado, no se veían mesas libres, pero es cierto que atienden muy rápido y los camareros son majísimos. Pero lo mejor de todo -por lo que he querido escribir esto- es porque en El Saint Regis he comido los mejores huevos benedictine del mundo. Son una auténtica pasada y están en su punto perfecto. Además el precio de la carta está muy bien (es París, pero muy aceptable). Hay que tener más cuidado con la bebida, que es donde aprovechan a clavarte. Me parece que la botella de agua son alrededor de siete euros, mientras que el plato de los huevos benedictine cuesta unos doce.

Recomiendo cien por cien este sitio si vais a visitar París. Aparte de los huevos, tienen muchos platos con una pintaza espectacular, que espero algún día poder probar.

 

Deja un comentario