Viaja conmigo

Descubriendo la Toscana: Florencia

Este verano he tenido la suerte de poder hacer un viaje por un sitio al que siempre había querido ir: la Toscana. Adoro Italia, había visitado alguna de sus ciudades, pero esta zona (tan especial) ha logrado sorprenderme. Es  como en las pelis, todo verde, con flores… ¡Por no hablar de la comida! Con esto, empezamos. Primera parada…¡Florencia!

Florencia es una de las ciudades más bonitas y culturales de Italia. Si no vi cincuenta iglesias, no vi ninguna. Absolutamente todo es arte y está perfectamente armonizado. Al ser pleno agosto, hacía bastante calor, pero compensaba por lo que nos estaba gustando.

Estuvimos tres días allí (tiempo de sobra para poder verla). Lo que más me impactó (porque soy una fanática de estas cosas) fue el atardecer sobre el río Arno, volviéndose el cielo de un rosa increíble. Recorriendo el río, paseas la ciudad, dejando a un lado la Galería de los Uffizi (visita obligatoria para los amantes y “frikis” del arte), hasta que te encuentras con el puente más famoso de Florencia: el Ponte Vecchio, donde se pueden comprar joyas mientras se escucha la melodía de los músicos ambulantes.

Trinitat_Florencia

Trinidad

Ponte Vecchio

Ponte Vecchio

Ponte Vecchio

Ponte Vecchio

Vistas desde la Galería de los Uffizi

Por supuesto, no se puede dejar de lado una de las cúpulas más famosas del mundo. Y es que realmente es espectacular. Toda la catedral esta cuidadísima y muy bien restaurada. Es muy grande y parece que te trasladas de época cuando te ves rodeada de tal obra de arte.

Aparte de arte, en Florencia también se respira muchísima moda. Hay un gran número de artesanos y están especializados en piel. También hay diseñadores muy conocidos y por ello, aprovechamos para visitar el Museo de Gucci ¡nos encantó!

Museo de Gucci

Museo de Gucci

Museo de Gucci

Museo de Gucci

Cada día en Florencia caminábamos alrededor de 18 km. No porque las distancias fueran realmente largas, sino que queríamos ver todo y no cogimos nada de transporte. Para ello, hacíamos nuestras paradas en Trattorias y Osterias para reponer fuerzas…y no nos quedamos precisamente cortas.

Osteria

Osteria

Otro lugar que hay que visitar es el Forte de Belvedere. Está muy bien conservado y cuenta con vistas a toda la ciudad. Además nos coincidió con una exposición muy original de Jan Fabre.

Obra de Jan Fabre en el Forte di Belvedere

Obra de Jan Fabre en el Forte di Belvedere

Y por último, recomiendo ir a la Piazza de Michel Angelo, también en la parte de arriba, donde se pueden contemplar las mejores vistas de toda Florencia. Irónicamente nos llovió ese día por la mañana, pero aún así seguía siendo precioso.

Para comer, la mejor zonas (precio razonable y no de turistas) es por la Piazza del Santo Spirito (tomamos un cóctel y había “barra libre” de comida que iban cambiando cada poco) y había mogollón de restaurantes con pintaza.

 

2

You may also like

2 Comments

  • carmen

    Bonitas fotos

    Agosto 29, 2016 at 10:36 am Reply
  • Descubriendo la Toscana: Pisa y Lucca -

    […] conté en el post anterior, este verano he estado en la Toscana. Después de visitar Florencia, cogimos un autobús hacia […]

    Septiembre 5, 2016 at 9:20 am Reply
  • Leave a Reply