Cómo sobrevivir a la rutina (sin morir en el intento)

43cb040955a9a3f42818d682073a97c0

No podemos negar que prácticamente ha terminado el verano. El hastag summertime se irá evaporando con el paso de los días, las noches llegarán antes y las ocho horas de sueño difícilmente se cumplirán.
Puede sonar horrible, pero puede no ser para tanto. Intentare explicar cómo sobrevivir a la rutina (sin morir en el intento).

Soy la primera a la que le cuesta madrugar, adaptarse de nuevo y aparcar de mi pensamiento que hace apenas unos días mi máxima preocupación era si había levante o no en la playa de Cádiz para ver si podia tomar el sol a gusto. La vuelta al trabajo, uni o cole puede hacerse medianamente llevadera si aplicamos una serie de “truquillos”:

1 Planifica el siguiente viaje

Creo que esta es la más efectiva de todas. Organizar tu próxima escapada es la mayor motivación para que los dias se nos hagan más cortos. Mi primer movimiento cuando me senté de nuevo en la oficina fue sacarme un billete de avión. Puede sonar muy alocado, pero la verdad es que me sentó de vicio. Mi cabeza ya está con esa meta entre ceja y ceja y en mi tiempo libre me dedico a ver qué cosas puedo hacer en esa ciudad, restaurantes… En mi opinión, un acierto.

2 Haz planes 

Cuando salgas de tus obligaciones ¡piensa qué puedes hacer! En Madrid, por ejemplo, hay mil cosas que hacer, desde estar en una terracita, ver una exposición, ir a algín concierto…
Si por el contrario, viviera en una ciudad con mar, no me lo pensaba y me iría de cabeza a la playa. (Eso sí que me haría olvidar el comienzo…)

3 Organiza tu futura rutina

Siempre he pensado que el año nuevo no es tanto en enero, sino en septiembre. El camino esta libre y puedes empezar de cero muchas cosas.
Aprovecha también a organizar tu armario, los libros… En definitiva, pon en orden tus prioridades.

4 Apúntate al gimnasio

Puede sonar a tópico 100%, pero creo que es la mejor época para hacerlo. Será una gran motivacion al salir del trabajo y encima te trae muchas cosas buenas. Yo lo he hecho, me he puesto un objetivo y pienso lograrlo. Además, recuerda que cuando ya han pasado 21 días del “reto”… ¡Está chupado!

5 Aprovecha para ver a gente que hace mucho que no ves

Típico: vives en la misma ciudad que un buen amigo tuyo y nunca tenéis tiempo para veros. Coge el teléfono y sustituye el “vamos viendo” por un “martes a las 19h en Cibeles”.
Estoy segura de que te sentara de vicio y podras mantener viejas amistades.

Deja un comentario