Cómo salir de un mal día

12

Es una realidad. Todos tenemos días buenos y días un poco menos buenos. Las razones pueden ser miles, nos levantamos con el pie izquierdo, nos ronda un problema por la cabeza y no le encontramos solución, nos agobiamos (la mayoría de veces por tonterías…) etc. La pereza te come por dentro y ves el vaso medio vacío. Pero que no cunda el pánico. Todo tiene solución.

1. El mundo no se hunde en un día

Al igual que los sueños no se alcanzan de la noche a la mañana, las preocupaciones no tienen porqué ser una hecatombe. Un día malo no va a condicionar el resto de tu vida ni a perjudicar tu alrededor. Trata de disfrutar de esos malos ratos y aprender a vivir con ellos.

  2. Regálate tiempo

Si estás frustado por algo, relájate. No te obceques con algo si te encuentras en una situación de bloqueo total. Es mejor descansar y disfrutar con algo que te haga desconectar del problema. Si te gustan los videojuegos, juega un rato. Date tiempo para ver tu serie favorita. Date un baño relajante y turn off your phone. En definitiva, date unas horas de “hacer el vago”. Son imprescindibles.

  3. Ve y haz cosas que te inspiren

Eso a mi me ayuda. El hecho de darle a mi cerebro nuevas ideas, de alguna forma me activa. Lee libros o artículos que te motiven, coge un papel y dibuja lo primero que se te ocurra… En definitiva, trata de dar rienda suelta a tu creatividad. Hay veces que no es fácil, pero cuando estás “estresado”, lo mejor es desahogarse y tal vez, se te ocurran más cosas si tratas de moverte.

  4. Sal a dar un paseo

Será muy típico pero el hecho de movernos hace mucho. Tu cuerpo se relaja y tu cabeza deja de pensar. Salir de casa es una buena forma de contemplar otras vistas que ayuden al cerebro a liberarse. Y si ya, sales a correr o haces ejercicio, el resultado es mucho mejor.

  5. Escribe sobre cómo superar un mal día

Hoy me encontraba un poco bloqueada y falta de inspiración. Es normal en ocasiones. Habiendo escrito un poco sobre ellos, me he relajado un poco y he visto que hay luz al final de los días malos.

¿Y tú? ¿Cómo lo haces?

#happymonday

Deja un comentario