Cómo planificar objetivos y cumplirlos

como planificar objetivos y cumplirlos

Muchas veces habrás planificado objetivos. Te sientas, piensas lo que deseas y como si de una lámpara mágica se tratara, cruzas los dedos para que se cumplan. El problema surge cuando a las pocas semanas o meses vemos que ese objetivo no se ha cumplido y estamos muy lejos de alcanzarlos. Aquí te cuento cómo planificar tus objetivos y cumplirlos de una vez.

Primero, decirte, que no hay una fórmula mágica para conseguirlos. Alcanzarlos sólo depende de ti y de la actitud que le pongas. Pero, debes partir de unas premisas básicas que ayudan a planificar tus objetivos y cumplirlos:

Establece categorías

¿Te gusta ponerte objetivos muy diferentes? Es decir: algunos de deporte, otros de organización, de comida… En este caso, genera diferentes categorías y dentro de las categorías, objetivos muy concretos. No valdría decir: “Este año voy a cuidarme”. Mejor establece una categoría que sea “Salud”, y dentro de ella: “hacer ejercicio dos veces a la semana”. Te dejo una tabla con ideas de algunas categorías.

Las categorías son muy útiles para tener claro lo que quieres conseguir. Si lo puedes visualizar, lo puedes conseguir.

Ponte tiempos

“Mucha gente pequeña, haciendo cosas pequeñas, puede cambiar el mundo”

Eduardo Galeano

No es realista ni motivante ponernos objetivos en los que somos conscientes que no vamos a conseguir a corto o medio plazo. Siguiendo el ejemplo de antes, no podríamos proponernos: “Voy a cuidarme y lo voy a notar en un mes”. Porque no va a ser así. Sin embargo, sí que puedes proponerte, perder un kilo en un mes, dos en dos meses… E ir midiendo tu objetivo a lo largo del año. Así, siempre lo tendrás presente.

Yo soy partidaria de ponerse objetivos a largo plazo, con metas a corto, para poder medir y motivarme con los pequeños logros.

Visualízalo a diario

Si quieres conseguir algo, tienes que imaginártelo. Últimamente, creo mucho en que atraemos lo que deseamos y que alcanzaremos lo que veamos. Cuanto más nos creamos que podemos conseguir algo, más probabilidades habrá de hacerlo.

Algunos trucos para ver nuestro objetivo son:

  • Tenerlo por escrito en una hoja de objetivos
  • Escribir las pequeñas metas en tu agenda e ir tachando cuando las cumplas
  • Agradece por escrito haber conseguido lo que te has propuesto (aunque sean pequeños logros)
  • Imagínate con el objetivo cumplido y escribe tus motivaciones para alcanzarlo (¿Por qué quiero conseguir este objetivo?)

Busca recursos que te motiven a conseguirlos

Es normal encontrarse perdido al principio de proponerse algo y no saber cómo conseguirlo. Para poder establecer una hoja de ruta, es bueno informarse y encontrar referentes y motivaciones.

Un buen recurso es encontrar una comunidad que busque el mismo objetivo que tú, ya sea en Instagram, Pinterest, algún blog… De esta manera, profundizas en el tema y descubres nuevas técnicas o curiosidades que te ayudan a mantenerte cerca de tu objetivo.

Volvemos al ejemplo del peso o ejercicio. Si te has establecido ese objetivo, prueba a seguir cuentas de Instagram de entrenadores personales que tengan ejercicios, pregunta en tu gimnasio, lee algún libro sobre ello… Es una manera de no perderlo de vista.

Mide tus metas

Para planificar objetivos y cumplirlos es muy necesario que puedas ir midiendo los pequeños logros. Como comentaba antes, es buena idea tener objetivos a largo plazo con metas a corto. Esto nos permite no perder la motivación e ir dando pequeños saltitos que nos llevará donde queramos llegar.

Medir tu actividad es la opción más clara. Dentro de tus pequeñas metas, establece tiempos. Y por supuesto, mide tus tiempos. Si usas Bullet Journal, puedes utilizar un Habit Tracker (una manera de medir tus hábitos), apuntando tus hábitos deseados diarios y viendo si lo alcanzas.

Si tienes un control sobre lo que haces y sobre lo que deseas, serás dueño de tu actividad y de tu tiempo.

¿Te atreves a conseguir todo lo que te propones?

2 respuestas a “Cómo planificar objetivos y cumplirlos”

  1. Muy interesante, a veces somos demasiado ambiciosos y perdemos el foco de nuestro objetivos por el hecho de ser poco concretos.

    Voy a seguir tu consejo 🙂

  2. Nunca había pensado en dejar por escrito lo que has logrado.

    ¡Me gusta!

Deja un comentario