Decoración

Cómo pinté mi cómoda con la pintura Chalk Paint

Llevaba tiempo queriendo darle un aire distinto a mi habitación. Supongo que todos pasamos por esa fase que necesitamos ver las cosas de forma diferente y reinventarnnos. Creo que redecorar tu zona es una forma de renovarse que aporta muchísima energía. Tengo varios cambios en la cabeza, pero el primero que quería hacer era pintar mi cómoda con la mítica pintura Chalk Paint.

Nunca he sido ninguna manitas ni experta en pintura. Me gusta todo el tema de manualidades porque me relaja y me hace desconectar de todo, pero nunca me había lanzado a la aventura y menos de un mueble tan grande y con tanto peso en mi habitación. Había oído hablar de la Chalk Paint y debido a que se suponía que era muy fácil de usar (y las probabilidades de crear una catástrofe en mi mueble de 2006 eran bajas), decidí ir a la tienda Delipapel en Madrid y comprarla. Me recomendaron el bote grande (14,50) y una brocha de tamaño medio (5). En la tienda me dieron las nociones básicas y salí de la tienda confiada, pensando “va a salir bien”.

Así era mi mueble hace tres días:

El sábado monté todo el tinglado y he aquí paso a paso, cómo pinté mi cómoda con la pintura Chalk Paint:

1. Limpiar y desmontar el mueble. Antes de hacer nada, es mejor que limpies la madera porque sino la pintura se impregnará de la suciedad que haya en él. Trata de separar todas las piezas que haya, será más fácil. Yo tuve que separar cada uno de los cajones, dejando la estructura principal aparte.

2. Echar alcohol sobre el mueble. Me lo recomendaron en la tienda, para preparar la madera.

3. Dar la primera capa. Empezar a pintar resulta muy fácil. La pintura no necesita ser tratada, por tanto se pinta directamente con la brocha. Lo único que hay que tener en cuenta es pintar siempre en la misma dirección e intentar regular la cantidad de pintura que se aplica en las distintas partes del mueble (que no haya mucho en un lado y nada en el otro). Empecé con la estructura y después cajón a cajón.

4. Resto de capas. No te asustes si con la primera capa no te sale el resultado que esperas. Creo que mínimo habría que dar tres capas para que quede bastante cubierto. ¿La ventaja? Tarda bastante poco en secar, así que en relativamente poco tiempo se pueden seguir aplicando capas.

5. Esperar un rato (poco). Para ver el efecto real del cómo queda hay que esperar unas tres o cuatro horas. Si te gusta el resultado, genial. Si crees que necesita alguna capa más, aplica el mismo proceso y espera de nuevo.

 6. Cera o barniz. Yo aún no he dado este paso, pero es bueno echar cera o barniz para acabar el proceso y que el mueble esté perfecto y preparado para su uso. Es sobre todo conveniente en muebles que se van a usar en el día a día.

7. ¡Disfruta y redecora! Lo difícil ya está hecho. Sólo queda colocarlo y adaptarlo a tu nueva habitación. ¿Satisfecho?

Recomiendo mucho de vez en cuando realizar este tipo de cambios en tu vida. Son sencillos, no llevan demasiado tiempo e interiormente te hacen sentir cómo si empezaras algo de nuevo. Me temo que esto ha sido el principio de una etapa de cambios 🙂 ¿Alguna idea?

1

You may also like

1 Comment

  • Renueva tu habitación con cinco sencillos trucos -

    […] Yo lo hice y el cambio se nota una barbaridad. En este post expliqué cómo empezar a usar la pintura Chalk Paint. El proceso fue muy divertido y los resultados ¡me encantaron! Como era una cómoda, también aproveché para cambiar lo que había por encima y reorganizar. […]

    Marzo 7, 2017 at 9:17 am Reply
  • Leave a Reply