Browsing Category:

Productividad

  • Productividad

    Cómo organizar el tiempo para ser más productivo

    Los días tienen horas limitadas y está en nuestra mano cómo aprovecharlos. Todos estamos “muy liados” y todos tenemos “mil cosas que hacer” y “no nos da tiempo a nada”. ¿Realmente es tan difícil llegar a lo que queremos? Hoy comparto sobre: cómo organizar el tiempo para ser más productivo.

    Mis “obligaciones” diarias

    Antes de empezar, me gustaría compartir lo que me propongo hacer al mes. Entiendo que no todo el mundo tiene las mismas obligaciones (no es lo mismo tener hijos, que no tenerlos, trabajar en una oficina o en casa, tener que cocinar o no…). Por eso, te expongo lo que a día de hoy me toca a mí:

    • Ir a la oficina todo el día (apróx de 9 a 6.30)
    • Ir y volver a la ofi (apróx 20min por trayecto)
    • Hacerme la comida y cena
    • Limpiar, poner lavadoras y recoger
    • Hacer ejercicio o moverme
    • Tener vida social y familiar
    • Disfrutar de tiempo para mí y mis hobbies
    • Tener tiempo para desconectar: leer, Pinterest o Netflix.
    • Dormir entre 7 y 8 horas

    Todo concentrado así parece imposible, ¿no? Y es que no se puede hacer todo todos los días. No es posible unificar todo en un día, pero sí es posible organizarse semanal o mensualmente para que de tiempo a todo. Pero, ¿cómo, cuándo, dónde y por qué? A eso hemos venido, a hablar de cómo organizar el tiempo para ser más productivo.

    Cómo organizar el tiempo:

    1. Cogiendo papel y boli y decidiendo qué quieres conseguir este mes o semana

    Ponte música, coge tu cuaderno favorito y pregúntate, ¿qué quieres hacer? ¿hasta dónde quieres llegar? Haz una (infinita) lista de cosas que quieres cumplir ese mes o semana y encájala en tu tiempo libre. Yo por ejemplo, me organizo mejor por semanas. Si tengo que hacer comidas para toda la semana, me reservo una tarde o dos para hacer todas las comidas. Así me despreocupo el resto de días y ya tengo todo hecho. Con los planes, igual. El domingo ya sé los planes que voy a tener durante la semana y veo si puedo ver a mis amigos, irme de compras o verme una serie. De esta manera, no me agobio porque vivo según lo previsto.

    Cómo organizar el tiempo para ser más productivo
    Imagen vía Pinterest

    2. ¿Qué tiempo tienes libre?

    Analiza el tiempo que tienes “cogido” (ya sea porque estás en el trabajo o en otras obligaciones) y calcula cuánto tiempo tienes para hacer qué. Por desgracia, no podemos sacar horas de donde no las hay, pero sí se puede exprimir al máximo todo el tiempo que tenemos. En mi caso, sé que tengo libre un rato por la mañana (muy corto) y a partir de la tarde. Es ahí donde empiezo a disfrutar y organizar mi tiempo libre.

    Imagen vía Pinterest

    3. Prioriza todas tus tareas

    De tooodo lo que tienes que hacer: ¿con qué te quedas? ¿qué es imprescindible? ¿qué puedes dejar para otra semana? Ante todo, sé realista. Yo he pecado mucho de: “Olga, puedes con todo, ya sacarás tiempo de dónde sea”. Y luego NO ocurre. Esas tareas se quedan sin hacer y las procrastino. Ejemplo: me propongo un lunes hacer comidas, poner una lavadora, ver una serie y dormir ocho horas. Pues desgraciadamente, no es viable. (Soy muy mía con mi sueño, así que, me quedaría sin ver la serie). En cambio, si priorizara mis tareas, dejaría una de las cuatro cosas para otro día y no dejaría nada sin hacer.

    Imagen vía Pinterest

    4. Concentra varias tareas de la misma temática en un día

    Crea tus huecos por temas. Si tienes que lavar y limpiar, aprovecha y mientras se lava la ropa en la lavadora, limpia el resto de la casa. O por ejemplo, si debes entregar tres trabajos, dedica una tarde a trabajos y el resto a estudiar. Si tienes que hacer comidas y cenas hazlo en un mismo día. De esta manera, serás más productivo en ese rato que si lo vas haciendo a ratitos. Yo me lo aplico sobre todo, a la comida y a la formación.

    Imagen vía Pinterest

    5. Permítete fallar

    No pasa nada si un día no puedes con todo. No pasa nada si un día no tienes fuerzas. Descansar es una obligación y despejar la mente es necesario para cumplir lo que te propongas. No te castigues por no hacer check en todo un día y analiza por qué no has podido. Todos tenemos malos días y hay que intentar disfrutarlos despejándote sin echarnos la culpa.

    Imagen vía Pinterest

    6. Crea tu rutina y mejorarás los tiempos

    Una vez que empieces, te irás conociendo y viendo qué te funciona mejor, con qué disfrutas más e irás ahorrando tiempo en las cosas que antes te llevaban una barbaridad. Cuando tienes una rutina “todo sale solo” y simplemente tienes que hacer check a las cosas que ya sabes que tienes que hacer. Poco a poco, vas sacando más tiempo para todo lo que te gusta porque todas “tus obligaciones” están hechas en un periquete.

    Imagen vía Pinterest

    7. Cuánto más haces, más te da tiempo a hacer

    Y por último…con el tiempo he aprendido que cuántas más cosas hago, más tiempo tengo para hacer otras cosas. Cuando mi cuerpo se activa y se pone a trabajar, es más difícil pararme. Esto aplica a ABSOLUTAMENTE TODO lo que me rodea. Cuanto más trabajo, más productiva soy y más ideas se me ocurren. Cuanto más me activo, más ganas tengo de hacer lo que sea. Sin embargo, cuando estoy quieta, mirando el móvil y parada…¡no tengo motivación! Cuando eso ocurre, cuento hasta 5 y me levanto del sofá y me pongo a hacer lo que sea. Sin pensar. Es muy efectivo. Así que ya sabes…¡cuenta hasta cinco y muévete!

    Puedes leer más sobre productividad aquí.

    0