Café de domingo: rutinas que me hacen feliz

Café bien cargado. Sol resplandeciente y pilas puestas. Toca domingo de reflexión y hoy quiero dejar a un lado las ya tan pasadas vacaciones y centrarme en las rutinas que me hacen feliz.

Tendemos a idealizar de una manera loca las vacaciones, los viernes por la tarde y el momento en el que “nos sentimos libres”. Si centramos nuestros objetivos en esas metas, nos frustraremos con el día a día y nunca podremos llegar a sentirnos satisfechos con nuestra vida.

Yo intento echarle un poco de miel a la vida y hoy quiero mencionar esas cosas del día a día que realmente disfruto como si estuviera (casi) en la playa:

Cantar en el coche

Creo que es uno de los momentazos del día. Me encanta ponerme la música alta y motivarme con la canción que me apetezca en el momento. Realmente mis trayectos son muy cortos y siempre me quedo con ganas de otra.

-Momento Bullet Journal

8.40 de la mañana, me siento en el andén del metro, saco mi Bullet Journal y empiezo a escribir lo que tengo que hacer hoy. Me siento libre y con muchísimas ganas de comerme el mundo. Pienso, organizo y lleno mi cabeza de ideas sobre cosas que quiero hacer.

Momento salir del gimnasio

Intento ir al gimnasio dos o tres veces por semana. Me encanta aislarme y verme videos de YouTube que también me inspiran cuando hago ejercicio. Pero sin duda, el mejor momento es cuando salgo de ahí y digo…travesura realizada.

-Sacar a mis perros

Hay veces que me da una pereza tremenda salir a la calle y jugar con ellos. Pero cuando ya estoy ahí, dando un paseo o jugando a la pelota, juro que me lo paso como una enana. Me hace desconectar mucho.

-Reírme con mi hermana

Muchas noches, antes de que mi hermana se vaya a dormir, me acerco a su cama y nos dedicamos a contarnos todo, ver vídeos o simplemente comentar tonterías. Muchos de estos días acabamos haciendo el tonto y me río MUCHO.

En definitiva, aunque sea empinada la cuesta del lunes…siempre hay una bajada en la que puedes ir corriendo.

Deja un comentario